Creatividad y pensamiento lateral

Ya hablé en otro post un poco sobre creatividad, acá la idea es relacionarla con el concepto de pensamiento lateral y ver algunos ejercicios que nos ayuden a ser más creativos.

El término Pensamiento Lateral fue propuesto por Edward De Bono en su libro The Use of Lateral Thinking (1967), en donde define pensamiento lateral como el rompimiento de esquemas o paradigmas mentales al momento de resolver un problema; al romper nuestros modelos de pensamiento y “desaprender” lo aprendido, nos volvemos más creativos pues nuestras posibilidades de solución se amplifican de una forma impresionante.

El pensamiento lateral nos ayuda a procesar los cambios de una mejor manera; lo mejor de todo es que puede ser desarrollado a través de ejercicios.

    Los ingredientes para enfrentarnos a los ejercicios son:

  • Una mente abierta a nuevas formas de pensamiento y puntos de vista inusuales… ¿Alguien dijo apofenías?
  • Hacer preguntas inteligentes para enmarcar el problema y partir de ahí… A veces la solución la tenemos frente a nosotros sin darnos cuenta
  • Imagina, imagina y después… Sigue imaginando. Debemos analizar el problema desde todos los puntos de vista que se nos ocurran, incluso los más disparatados
  • Pensamiento lógico… Puede sonar incongruente decir que tenemos que debrayarnos y al mismo tiempo ser lógicos pero así es, si vivimos sólo en el mundo de las ideas no llegaremos a aterrizar nada concreto
    Un ejercicio del sr. De Bono (Edward, no el de U2) lleva el nombre de uno de sus libros: Seis sombreros para pensar, en el libro encontramos seis modelos diferentes de pensamiento:

  • Blanco: Se basa en hechos y la objetividad de la información… Si no hay hechos no hay nada
  • Negro: Es crítico, juicioso y prudente, analiza todas las posibilidades de que algo salga mal
  • Verde: Novedad, ideas, posibilidades, hace uso de la creatividad
  • Rojo: Sentimiento 100%
  • Amarillo: Visión optimista, positiva, observa los beneficios de las cosas
  • Azul: Procesos, lineal, control, sistemático

La idea del ejercicio es analizar un problema “usando” cada uno de los sombreros por separado y adueñarnos de las características de éstos al enfrentarnos al problema. De este modo veremos dimensiones y soluciones que tal vez usando nuestro punto de vista cotidiano no hubiéramos observado.

Otro ejercicio es el de estímulos (no recuerdo si es del mismo autor), que se basa en escribir todas las palabras que se nos ocurran en 2 min. después de haber recibido un estímulo durante la misma cantidad de tiempo, por ejemplo:

Olfato: Que alguien te dé un objeto mientras tienes los ojos cerrados, tomas el objeto y te vas a centrar únicamente en su olor, en todas las sensaciones que te despierta (durante 2 minutos); después, manteniendo los ojos cerrados, escribes en un papel todas las ideas que ese estímulo te trajo a la mente.

Al aislar nuestros sentidos los hacemos más agudos, más sensibles, lo que nos ayuda a ser más específicos al momento de describir un fenómeno, de este modo será más fácil encontrar una solución.

Si conoces más ejercicios de estimulación del pensamiento lateral y la creatividad, deja tu comentario.

la fuente original de la imagen que acompaña esta entrada la saqué de acá

Social Share Toolbar

21. mayo 2010 by einzunza
Categories: Creatividad, Web | 1 comment

One Comment

  1. Muy interesante este post, ojala te tomes más tiempo para sacar por lo menos uno a la semana, valdrá la pena.

    Saludos! ;)

Leave a Reply

Required fields are marked *