¿Cada vez somos más empáticos? Hacia el 2051

Cuando en los medios vemos cada vez más violencia, secuestros, asesinatos, guerra entre narcotraficantes y demás atrocidades,  nos cuesta mucho trabajo pensar en una sociedad en paz y en calma. Pareciera que nos acercamos más a nuestra propia destrucción que a aprender a vivir en armonía. Sin embargo algunos investigadores afirman que ocurre todo lo contrario.

El Dr. Martin Sellingman planteó una meta hace algunos años, ésta fue hacer que el 51% de la población mundial sea feliz. De acuerdo a las estadísticas de las actuales investigaciones (estudios de 2009),  el porcentaje actual fluctúa entre el 7 y el 33% en los diversos países y la meta sería elevar este índice hasta el 51% en el 2051.

¿Cómo cambiar al mundo? Tal vez no tengamos súper poderes y haya muchos factores externos que no podamos controlar, sin embargo hay cosas que sí podemos controlar, por ejemplo: ser conscientes de nuestras fortalezas, ponerlas en práctica, dedicar un espacio para reflexionar acerca de las cosas buenas que nos pasan en nuestra vida, ayudar de manera activa a los demás, crear, fortalecer y disfrutrar relaciones positivas, etc.

Desde hace algunos años me he vuelto fan de Eduard Punset y del contenido que comparte con el mundo, sobre todo los temas que tienen que ver con la felicidad, y el cómo la sociedad evoluciona encaminándose hacia ella, aunque como bien dice Punset: “La felicidad está escondida en la sala de espera de la felicidad”.

 

Redes. Lo que importa son los demás.

 

Hace poco Nicko Nogués lanzó un programa pro-karma que hace precisamente eso,  ayudar de manera activa a los demás, crear, fortalecer y disfrutrar relaciones positivas. Les presento Humanity.

 

Humanity. Nicko Nogués.

Cosas como éstas son las que me hacen pensar en la posibilidad de cumplir la meta en el 2051.

 

Este post no hubiera sido posible sin haber trabajado con José Luis Piñeiro Alonso, de quien aprendí mucho acerca de la interacción entre las personas y la psicología positiva. ¡Gracias!

http://www.ideasrealidad.com

@jl_pinheiro

 

Tal vez no tengamos súper poderes… O tal vez sí.

 

 

 

 

06. abril 2013 by einzunza
Categories: Blog | Leave a comment

Seamos infieles

El 24 de septiembre de 2012 escribí algo en mi facebook personal, de lo cual cito sólo algunos fragmentos aquí:

Dicen los que saben (y saben mucho) que “todo pasa por algo”, que “los tiempos de Dios son perfectos”… ¿Será?

Hoy cierro un ciclo inmensamente importante en mi vida e inicio otro.

La vida está llena de cambios, todos los cambios son la oportunidad de hacer precisamente eso: cambiar, realizar las cosas de forma diferente, más a tu manera, más “TÚ”. El camino más seguro para transformarte es SER, no “querer ser”. Nunca pierdas tu esencia. Mi vida nunca se ha caracterizado por ser “común”, he aprendido a encontrar la perfección en la imperfección y eso me hace muy feliz.

Como dice el personaje de Andrea en ‘Todas las canciones hablan de mí’: “Evolucionar constituye una infidelidad a los demás, al pasado, a las antiguas opiniones de uno mismo. Cada día se tendría que tener al menos una infidelidad esencial, una traición necesaria. Se trataría de un acto optimista, esperanzador que garantizaría la fe en el futuro, una afirmación de que las cosas no sólo pueden ser diferentes, sino mejores”.

Dicen los que saben (y saben mucho) que “todo pasa por algo”, que “los tiempos de Dios son perfectos”… Por ese “algo” comenzaré una nueva etapa curiosamente el día 1º del mes que me vio nacer. Esa “extraña coincidencia” seduce e invita a iniciar, a descubrir, a aprovechar, a cuestionar, a planear, a improvisar, a buscar, a encontrar, a proponer, a respirar diferente, a observar con nuevos ojos, a gatear, caminar, trotar, correr… Volar.

Es curioso todo lo que los ciclos tienen en común: Esa sensación de miedo/emoción de salir de la zona de confort para aventarse a algo nuevo, diferente, pero que sabes que valdrá la pena.

Este 2013 ha empezado con una fuerza descomunal. Pude ver durante un buen tiempo a mis amigos y familia para celebrar las fiestas de navidad y año nuevo. Comencé el año con salud, trabajo y rodeado de gente increíble; realizando cambios profundos y de raíz a mi entorno, comenzando todo desde cero después de haber perdido mi vida como la conocía. Eso me ha llevado a tener grandes oportunidades.

Ahora doy otro paso importante a nivel profesional al ingresar a las filas de Young & Rubicam México. Comenzar en áreas que me encantan: La estrategia, lo digital, lo nuevo, lo diferente.

Seamos infieles.

18. febrero 2013 by einzunza
Categories: ChaquetasMentales | Leave a comment

De cuando Google images saca un gran EPIC LOL

Sin palabras…

27. noviembre 2012 by einzunza
Categories: ChaquetasMentales | Leave a comment

Qué triste que cambiar al mundo no sea lo más importante

De esas cosas que uno se encuentra en las búsquedas en Google.

Cambiar al mundo

27. noviembre 2012 by einzunza
Categories: ChaquetasMentales | Leave a comment

Creatividad y pensamiento lateral

Ya hablé en otro post un poco sobre creatividad, acá la idea es relacionarla con el concepto de pensamiento lateral y ver algunos ejercicios que nos ayuden a ser más creativos.

El término Pensamiento Lateral fue propuesto por Edward De Bono en su libro The Use of Lateral Thinking (1967), en donde define pensamiento lateral como el rompimiento de esquemas o paradigmas mentales al momento de resolver un problema; al romper nuestros modelos de pensamiento y “desaprender” lo aprendido, nos volvemos más creativos pues nuestras posibilidades de solución se amplifican de una forma impresionante.

El pensamiento lateral nos ayuda a procesar los cambios de una mejor manera; lo mejor de todo es que puede ser desarrollado a través de ejercicios.

    Los ingredientes para enfrentarnos a los ejercicios son:

  • Una mente abierta a nuevas formas de pensamiento y puntos de vista inusuales… ¿Alguien dijo apofenías?
  • Hacer preguntas inteligentes para enmarcar el problema y partir de ahí… A veces la solución la tenemos frente a nosotros sin darnos cuenta
  • Imagina, imagina y después… Sigue imaginando. Debemos analizar el problema desde todos los puntos de vista que se nos ocurran, incluso los más disparatados
  • Pensamiento lógico… Puede sonar incongruente decir que tenemos que debrayarnos y al mismo tiempo ser lógicos pero así es, si vivimos sólo en el mundo de las ideas no llegaremos a aterrizar nada concreto
    Un ejercicio del sr. De Bono (Edward, no el de U2) lleva el nombre de uno de sus libros: Seis sombreros para pensar, en el libro encontramos seis modelos diferentes de pensamiento:

  • Blanco: Se basa en hechos y la objetividad de la información… Si no hay hechos no hay nada
  • Negro: Es crítico, juicioso y prudente, analiza todas las posibilidades de que algo salga mal
  • Verde: Novedad, ideas, posibilidades, hace uso de la creatividad
  • Rojo: Sentimiento 100%
  • Amarillo: Visión optimista, positiva, observa los beneficios de las cosas
  • Azul: Procesos, lineal, control, sistemático

La idea del ejercicio es analizar un problema “usando” cada uno de los sombreros por separado y adueñarnos de las características de éstos al enfrentarnos al problema. De este modo veremos dimensiones y soluciones que tal vez usando nuestro punto de vista cotidiano no hubiéramos observado.

Otro ejercicio es el de estímulos (no recuerdo si es del mismo autor), que se basa en escribir todas las palabras que se nos ocurran en 2 min. después de haber recibido un estímulo durante la misma cantidad de tiempo, por ejemplo:

Olfato: Que alguien te dé un objeto mientras tienes los ojos cerrados, tomas el objeto y te vas a centrar únicamente en su olor, en todas las sensaciones que te despierta (durante 2 minutos); después, manteniendo los ojos cerrados, escribes en un papel todas las ideas que ese estímulo te trajo a la mente.

Al aislar nuestros sentidos los hacemos más agudos, más sensibles, lo que nos ayuda a ser más específicos al momento de describir un fenómeno, de este modo será más fácil encontrar una solución.

Si conoces más ejercicios de estimulación del pensamiento lateral y la creatividad, deja tu comentario.

la fuente original de la imagen que acompaña esta entrada la saqué de acá

21. mayo 2010 by einzunza
Categories: Creatividad, Web | 1 comment

Si echas la hueva no te quejes

En muchos lugares, desde en la plática en la casa del amigo o en la empresa nos encontramos gente que se la pasa quejándose de todo: que si no le alcanza el dinero, que si no tiene trabajo, que si los corrieron de su chamba, que si fulanito no le habla y demás “quejumbres”.

Sí, sé que la situación no está nada fácil pero las cosas no nos caen del cielo; se obtienen con base en el esfuerzo de todos los días, trabajando duro para salir adelante, y esto no es sólo en lo que respecta al dinero; funciona también en las relaciones interpersonales: la amistad se cultiva y se trabaja, el respeto se gana, la superación en todos los sentidos depende únicamente de nosotros, de querer hacerlo.

Me quedo con una frase de mi padre:

No se quejen por aquello por lo que no lucharon.

04. diciembre 2009 by einzunza
Categories: ChaquetasMentales | 3 comments

Productividad, leyes federales y amor a la camiseta

Advertencia: este post es algo extenso, tómate tu tiempo para leerlo con calma XD.

Cuando escribí el título de este post, sentí que de primera instancia las palabras no hacían sentido, pero al pensar en el cómo desarrollar y ligar las ideas, simplemente fluyó, explico:

Comenzaré citando a la RAE en su definición de Productividad:

1. f. Cualidad de productivo.
2. f. Capacidad o grado de producción por unidad de trabajo, superficie de tierra cultivada, equipo industrial, etc.
3. f. Econ. Relación entre lo producido y los medios empleados, tales como mano de obra, materiales, energía, etc. La productividad de la cadena de montaje es de doce televisores por operario y hora.

La tercera definición es la que usaré en este post, y una pregunta que me surge es ¿Cómo hacemos más productiva a una empresa? No suelo hacer copy & paste de información de otros sitios, sin embargo encontré un artículo en Alzado que me pareció excelente, da consejos para aumentar la productividad en el lugar de trabajo; algunos tips son poco ortodoxos (de acuerdo a lo que se acostumbra en las empresas), sin embargo justifica el por qué de esos consejos, pego acá los que me parecieron más relevantes:

No a las horas extras y no a quedarse tarde en la oficina
Haz que la gente cumpla su horario. Esto puede sonar contradictorio y quizás tu suene raro como primer consejo, pero lo mejor es que la gente cumpla las 8 horas y no haga más. Una vida ordenada donde la gente tiene su tiempo para su vida y no hay horas extra hace que las 8 horas del trabajo sean 8 horas de productividad. Si la gente sabe que se puede quedar hasta más tarde o que el cierre es indefinido, las horas entre medias, serán menos productivas. Si saben que las 8 horas importantes y las que cuentan de verdad son las 8 horas que tienen por delante, esas 8 horas serán 8 horas de trabajo real.

Por otro lado, gente que trabaja 10 horas no trabaja bien y están cansados. Además al día siguiente llegarán cansados y de peor humor y ganas.

Haz que el horario se cumpla y evita las horas extras.

Da metas concretas para cada día
Una forma fácil de ver quien es productivo y quien no es poner metas a diario. Si ves que se cumplen tienes a alguien productivo, los que las dejan a medias y te dicen que mañana seguro que lo acaban, sabes que no están enfocados.

Revisa los objetivos y da las oportunidades necesarias pero este tipo de ejercicios te permitirán conocer quien de tu equipo es productivo y en quien puedes confiar y quien no. A estos últimos sabes que tendrás que darle salida. Aumentar la productividad depende básicamente del equipo que tengas.

Más alla de cumplir objetivos, necesitas gente que lidere
Liderar no quiere decir mandar, liderar quiere decir ser capaz de solucionar problemas. Gente que lidera es gente que asume una idea, unos objetivos y es capaz de ejecutarlos resolviendo los problemas que pueda encontrar en el camino.

De los que cumplan sus objetivos a diario, ahora dales misiones que tengan que resolver. Los que cumplan las misiones con éxito, sabes que son los que mañana podrán liderar un equipo o una parte de tu negocio. Esos son los que necesitas que se queden contigo.

De nuevo, aumentar la productividad depende del equipo.

Motiva a tus empleados.
Recompensa y da palmadas en la espalda y hazlo público. Es importante que se vea claramente que la actitud que quieres y la actitud que vas a respaldar es la positiva y la productiva. Las regañinas en privado. No hay que humillar a nadie y es importante que no seas tu el que transmite cosas negativas al equipo.

Dejaré de lado un poco el tema de la productividad para pasar a temas legales, específicamente de la Ley Federal del Trabajo en México, cito algunos artículos que me parecieron interesantes y que empatan en cierta forma con los consejos sobre productividad:

Artículo 58.- Jornada de trabajo es el tiempo durante el cual el trabajador está a disposición del patrón para prestar su trabajo.

Artículo 59.- El trabajador y el patrón fijarán la duración de la jornada de trabajo, sin que pueda exceder los máximos legales. Los trabajadores y el patrón podrán repartir las horas de trabajo, a fin de permitir a los primeros el reposo del sábado en la tarde o cualquier modalidad equivalente.

Artículo 60.- Jornada diurna es la comprendida entre las seis y las veinte horas. Jornada nocturna es la comprendida entre las veinte y las seis horas. Jornada mixta es la que comprende períodos de tiempo de las jornadas diurna y nocturna, siempre que el período nocturno sea menor de tres horas y media, pues si comprende tres y media o más, se reputará jornada nocturna.

Artículo 61.- La duración máxima de la jornada será: ocho horas la diurna, siete la nocturna y siete horas y media la mixta.

Artículo 66.- Podrá también prolongarse la jornada de trabajo por circunstancias extraordinarias, sin exceder nunca de tres horas diarias ni de tres veces en una semana.

Artículo 67.- Las horas de trabajo extraordinario se pagarán con un ciento por ciento más del salario que corresponda a las horas de la jornada.

Artículo 68.- Los trabajadores no están obligados a prestar sus servicios por un tiempo mayor del permitido de este capítulo. La prolongación del tiempo extraordinario que exceda de nueve horas a la semana, obliga al patrón a pagar al trabajador el tiempo excedente con un doscientos por ciento más del salario que corresponda a las horas de la jornada, sin perjuicio de las sanciones establecidas en esta Ley.

Artículo 73.- Los trabajadores no están obligados a prestar servicios en sus días de descanso. Si se quebranta esta disposición, el patrón pagará al trabajador, independientemente del salario que le corresponda por el descanso, un salario doble por el servicio prestado.

Artículo 87.- Los trabajadores tendrán derecho a un aguinaldo anual que deberá pagarse antes del día veinte de diciembre, equivalente a quince días de salario, por lo menos. Los que no hayan cumplido el año de servicios, independientemente de que se encuentren laborando o no en la fecha de liquidación del aguinaldo, tendrán derecho a que se les pague la parte proporcional del mismo, conforme al tiempo que hubieren trabajado, cualquiera que fuere éste.

Fuente: http://leyco.org/mex/fed/125.html

Faltan muchos otros artículos que pueden servir para apoyar este post, recomiendo leer la Ley Federal del Trabajo completa; hay que checar también las obligaciones, no todo es “venga a nos tu reino”.

Sólo resta el tercer ingrediente del título… Amor a la camiseta, como dice Carlos Ghosn, Presidente de Nissan:

“No hay ninguna marca fuerte que no lo sea primero en las mentes y en los corazones de las personas que trabajan en ella”.

Esto se logra haciéndolos partícipes de los pasos de la empresa al momento de fijar objetivos, cumplirlos y darles seguimiento; reconocer el trabajo de las personas de manera pública, haciendo saber a los demás de sus logros, recompensándolos ya sea económicamente o con un acuerdo previo con el empleado que cumple sus objetivos y da un poco más. Respeta su trabajo; el personal es uno de los activos más importantes de una empresa, si no es que el más importante, pues al sentirse parte de la empresa, también obtienes buenas RRPP de manera gratuita.

¿Qué pasa cuando las personas que trabajan para una empresa no se sienten identificadas con ésta? ¿Por qué pueden no sentirse parte de ella? Simple, no sigas los consejos para aumentar la productividad, pásate por el arco del triunfo los derechos de los trabajadores y listo, NUNCA se van a sentir parte de la empresa.

Mezcla adecuadamente los tres ingredientes del título del post y tendrás productividad recién salida del horno.

04. diciembre 2009 by einzunza
Categories: ChaquetasMentales | Leave a comment

El Club de Toby… una estupidez

Sé que coloquialmente el término club de Toby se usa para referirse a pláticas o reuniones de hombres en donde a las mujeres no se les permite intervenir, pero usaré este término sólo como referencia:

Es cierto, nuestra sociedad se basa en grupos, tribus (urbanas o no, emos o no, es lo de menos), todos pertenecemos a uno o más de éstos, incluso a uno llamado “familia” al cual estamos atados por lazos sanguíneos; en algún lugar leí:

La familia no es más que un grupo de desconocidos unidos por un lazo sanguíneo

Y tiene razón, acá la cuestión es la razón (o razones) por las cuales formamos parte de esos grupos, lo que nos hace sentirnos identificados con sus miembros y nos une a ellos (el último enunciado es totalmente alburless).

A lo que quiero llegar con este post es a que me parece una estupidez el ver a grupos que en teoría son… digamos opensource, de todos y para todos; pero al verlos en la práctica parece no ser así; con esto no digo que todos los grupos de este tipo funcionan de la misma manera, me enfoco sólo a los clubs de Toby. Desde mi punto de vista está bien el filtrar a las personas que pertenecen al grupo siempre y cuando sea con la intención de evitar trolls (por decirlo de alguna forma) o gente que sólo pierde el tiempo y se lo hace perder a los demás.

Sin embargo he sabido de casos de personas que mandan algo de feedback a estos clubs y ni siquiera son rechazados (ya sea públicamente o con un correo electrónico, carta, fax, paloma mensajera), son simplemente ignorados. En mi experiencia personal me ha tocado vivir algo similar con algunos “colectivos” de diseño: que si no eres amigo de fulano o mengano, o si le no caes bien a perengano es imposible formar parte del llamado “colectivo”, curiosamente eso se trata de estarle metiendo la pata al otro en lugar de impulsar el talento (ya sea en diseño o en cualquier otro rubro) desde personas cercanas hasta gente de otros países y con culturas totalmente diferentes, unidas con un sólo objetivo: compartir y crecer.

Los Clubs de Toby son una pendejada.

22. septiembre 2009 by einzunza
Categories: ChaquetasMentales | Leave a comment

Intertextualidad

Les comparto un documento que escribí en diciembre de 2008, copié tal cual el texto del editor, así que no se cargaron las notas a pie de página, espero que tengan tiempo de leerlo todo, empezamos:

Para comenzar un documento que hable de un tema en específico, un buen comienzo es definir ese tema o término, de ese modo, hablar de él puede convertirse en algo más fluido y natural.

Curiosamente el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española no tiene entre sus páginas el término intertextual ni el de intertextualidad, sin embargo (tal vez por su propia naturaleza hipertextual) la Wikipedia presenta la siguiente información sobre intertextualidad:

Sin duda la intertextualidad tiene mucho que ver con lo que la historia literaria y la literatura comparada conocían desde antiguo como estudio de “fuentes” o de “influencias”. La definición actual desborda y, diríamos, convierte en relativos los resultados de aquellas tendencias positivistas, para proponer una idea de texto preñado con intuiciones exegéticas y hermenéuticas. Algunos llegan más allá e identifican la intertextualidad con la tan buscada literariedad de los estudiosos de la Poética, lo que viene a ser bastante discutible, si bien es un elemento fundamental en la configuración histórica de una literatura, ya que todo texto es consecuencia de otros, y precedente para otros con los cuales se encadena en una trayectoria diacrónica que representa al cabo toda una tradición literaria y una cultura.

¿Habría podido escribirse Don Quijote si no hubieran existido libros de caballerías? No en todo caso ese Quijote; y, si fuéramos quitando precedentes a la tradición literaria que representa y de la que en cierto modo es culminación, Don Quijote terminaría quedando reducido a un chisme de aldea .

Podemos tomar esta definición como punto de partida (que tal vez no sea el mejor, sin embargo funciona para los fines académicos de este documento, además de ser encontrado en un ambiente hipertextual) para generar un concepto de intertextualidad: se puede entender como esta relación entre textos (no necesariamente escritos, eso se explicará mejor más adelante), una cadena de significaciones que entrelazan contenidos, incluso cuando de primera instancia no se encuentren relaciones entre éstos, el autor Alejandro Piscitelli utiliza el término “apofenías” para referirse a este tipo de conexiones.

…”Entonces otra palabra rara que vamos a utilizar hoy, es la palabra apofenía, ¿Y qué es la palabra apofenía? Es hace conexiones allí donde nadie se imaginó que había algo que conectar …”

Comenzaremos a citar autores para ampliar el abanico de puntos de vista alrededor del tema; con Roland Barthes , como el primero para ejemplificar su concepto de intertextualidad. Plantea diferenciaciones en cuanto a la relación obra-texto se refiere; hablando de la primera de manera similar a como lo hace Néstor A. Braunstein , quien dice que el libro dice y ya no puede decir otra cosa, es su tumba en sí mismo; sin embargo el texto sí puede cambiar, pues el cambio está en el significante, quien recibe el signo y le da un significado. Barthes, por su parte, menciona que el texto no se debe entender como algo cuantitativo, computable, ni como algo que esté de moda o incluso considerarse totalmente novedoso (de hecho, aconseja no encasillar los textos con base en una situación cronológica), pues la obra la sostenemos en la mano, mientras el texto en el lenguaje, lo cual podemos asociar con el dipolo denotación-connotación respectivamente; el texto se da por los cambios e influencias que tiene el contexto sobre nosotros, todos los estímulos naturales y artificiales a los que estamos expuestos.

La obra denota, describe pero no dice nada más, se queda en el nivel superficial que podemos confirmar en La biblioteca de Babel, de Borges:

“La certidumbre de que todo está escrito nos anula o nos afantasma. Yo conozco distritos en que los jóvenes se prosternan ante los libros y besan con barbarie las páginas, pero no saben descifrar una sola letra ,

Borges describe un lugar repleto de libros, pero que están ahí, sin ser leídos, sin ser devorados por alguien lo suficientemente capaz de ejercitar su capacidad textual, solamente se limita a leer por leer, sin comprender, sin razonar, sin generar redes mentales, ideas en cadena. El texto es maleable y manipulable a través de su propio manejo en la sociedad, podemos unirlo con cuantos temas encontremos relación, pues ésta depende del nivel de conexiones que seamos capaces de realizar; su lógica es metonímica, cambia de acuerdo al contexto en el que se ubica, modificando su propia significación, utilizando como medio de transporte a su significante (lo cual evidentemente podemos relacionar con la evolución de la web1.0 a la web2.0 –la metáfora de la red-; en la primera el usuario es solamente un espectador de contenidos –obra-, los observa pasivamente mientras pasan frente a él, mientras en la segunda se convierte en el gestor de esos mismos contenidos –texto-; determina qué podemos ver además de lo que ya está e2n línea”, convierte a la web en un mapa de textos digitales entrelazados mediante hipervínculos -llegando de esta forma al hipertexto- este cambio fue en sí mismo la salvación de la web y su evolución para llegar al lugar –o no lugar- que tiene ahora). Esto nos ayuda a entender otro punto de vista del texto: el del placer . El texto, por su cualidad maleable, da a la persona el poder de interpretar la información a su antojo y de producir “nueva” información a partir de diversas fuentes (incluso cuando éstas se contrapongan), para llegar a otros planteamientos sobre un tema en específico o la realidad misma.

Otra de las razones por las que la web2.0 ha tenido tanto auge, puede ser aquella relacionada con el panoptismo del que habla Michel Foucault en su libro Vigilar y Castigar , donde menciona que este fenómeno proviene del siglo XVIII; se suscitaba cuando en una ciudad había un brote de peste, entonces las familias eran encerradas en sus casas por cuarentena. Un síndico era nombrado para vigilar la ciudad desde un punto situado estratégicamente; dentro de dicho lugar, esta persona encargada de la vigilancia de la ciudad no podía ser vista, sin embargo, por la naturaleza de la edificación, el síndico tenía la capacidad de observar todos los lugares del sitio.

Esto se vincula hasta cierto punto con lo que les sucede a los usuarios de la web2.0 al generar los contenidos, un ejemplo claro son los blogs; la persona que escribe es, de alguna manera, “vigilada” por las personas que visitan su sitio, llevan un registro de las entradas que este “usuario gestor” realiza en cada uno de sus posts, incluso existen blogs en los que dicha persona relata los acontecimientos más importantes de su vida a sus lectores. La relación existente entre los blogs –por poner algún ejemplo- con la web2.0 es que el visitante del sitio es similar al síndico del panóptico, pues éste “puede ver” al gestor del contenido del blog, pero tiene la capacidad de evitar “ser visto”.

Esto convierte a los consumidores en “pro-sumidores”, una serie de usuarios expertos en los temas de su interés, debido a la gran ola informativa que es ocasionada por el boom de la web actualmente, que además pretende ir todavía más allá, fuera de compartir información, quiere compartir experiencias, y más lejos aún, intenta compartir inteligencia, lo que coloca la información prácticamente a nivel de cualquier persona con acceso a una terminal de Internet.

Otro ejemplo en que el panoptismo se presenta de alguna manera es en Second Life; este mundo virtual en el que los avatares conviven y se relacionan entre sí mediante las órdenes de un usuario. En este caso el panóptico se desenvuelve en ambos puntos, pues puedes “ver” al avatar del “otro” sin que te vean a ti, pero sucede al mismo tiempo de manera recíproca, con lo que ambos usuarios se encuentran a la vez como vigías y como vigilados.

Para las generaciones anteriores, esta convivencia les parece absurda, pero otros lo utilizan incluso como un medio para expresar su pensar, su sentir, de hecho en Chile, un grupo de avatares expresó su inconformidad dentro de Second Life frente a unas instalaciones gubernamentales en esta plataforma digital; entonces…¿Hasta dónde podemos decir que esto es virtual, cuando muchas de las expresiones de los usuarios son tan auténticas como la experiencia que les hace sentir esta aplicación? ¿Realmente queremos tangibilidad para decir que algo es real, o solamente necesitamos un símil para reemplazar lo tangible?

Muchas personas asocian las redes sociales con la web, así mismo la palabra hipervínculo, sin embargo las raíces del primer concepto provienen desde que el ser humano es un individuo social; entendemos como redes sociales aquellos grupos unidos por un interés común (llámese música, diseño, comida, lugares de esparcimiento, entre muchos otros más), que conforman una colectividad interactiva entre éstos, con la finalidad de intercambiar estas experiencias y aumentar su nivel cognoscitivo. Ahora, hablando de hipervínculos, su naturaleza se basa solamente en el hecho de que se ubica en un contexto digital, que si eliminamos éste, termina es una serie de relaciones temáticas alrededor de una palabra o una idea, una interconexión que forma redes, que a su vez forman meta-redes que construyen el universo del conocimiento humano.

Es posible relacionar la intertextualidad con las licencias que ahora comienzan a cobrar auge, sobre todo en Internet: las creative commons ; son un tipo de licencia que ayuda a generar “textos” a partir de obras originales, con la finalidad de utilizar alguna parte de este material o una parte de él para complementar un trabajo, una presentación, incluso por mero entretenimiento y después compartirlo con el resto del mundo, así la generación de “textos” resulta más fácil de realizar, legalmente hablando; decimos adiós a las fronteras de la pertenencia de las cosas, poco a poco las obras terminan siendo “de todos y para todos”, nos unimos a una colectividad, queremos pertenecer a grupos sociales (redes), teniendo intereses en común, y las creative commons son una alternativa más que nos acerca a este fin.

Regresando a Braunstein, la obra presenta un problema al sustituir al autor, ésta lo re-presenta, sin embargo ocupa su lugar y hace que él desaparezca, de este modo el libro se convierte en su tumba, una lápida con su nombre grabado, en donde no puede corregir los defectos detectados por otros, no se puede enmendar o contradecir; los otros (los lectores) empujan al autor a “ser” la obra, lo delimitan en relación al libro y pueden incluso reprocharle por no acatar las “reglas” de su obra.

Este fenómeno produce ruido en el sentido que aparenta modificar el espacio (una cosa suple a otra); aún así, no nos parece tan extraño en una época posmoderna, pero… ¿Qué es la posmodernidad? Néstor Sexe se refiere a ella como la última parte de la época moderna; en la posmoda los cambios surgen al instante, la noción de tiempo y de espacio han evolucionado a pasos agigantados. Propone que la llegada de la posmodernidad es el resultado de una serie de eventos globales que son determinantes para este cambio social, aunque no exista una fecha en específico: la bomba atómica en Hiroshima nos hizo ver que la humanidad –como especie- puede extinguirse; la crisis del petróleo fue responsable de hacernos ver que los recursos naturales sí se pueden acabar a menos que hagamos algo; y finalmente la caída del muro de Berlín simboliza la caída de las ideologías; estos hechos sumados, hicieron que nuestra percepción de la sociedad, de la humanidad como especie, y del planeta, hayan cambiado radicalmente.

Sexe dice que el espacio es al lugar lo que el discurso es al texto (no refiriéndose a “lugar” como lo haría Baudrillard ni a “texto” como Barthes); menciona que el lugar es un espacio “practicado”, y el discurso es un texto contextualizado; esto con el objetivo de entender cómo la posmodernidad ha alterado nuestra percepción de espacio, tal y como lo hace la web, y a su vez ésta se ha convertido en un “no lugar” que lleva al intertexto a otro rubro, al de la hipertextualidad, siendo ésta una intertextualidad digital, más inmediata; altera lo que anteriormente entendíamos como tiempo, reduciendo los tiempos de respuesta a décimas de segundo al buscar información en el ciberespacio.

En esta época la sociedad se ha convertido en una sociedad informática, de conocimiento e intercambio, del mismo modo que lo manejan otros autores, como Nicholas Negroponte en Ser Digital -en donde afirma el cambio en el manejo de la materia; ya no nos preocupamos tanto por la manipulación de objetos físicos y tangibles, la era de la información ha llegado y es lo más valioso en estos momentos, incluso al grado de determinar el avance o el retroceso económico de un país entero- y José Luis Brea en cultura_RAM -donde explica ampliamente con diferentes ejemplos el cómo nuestra sociedad se inclina cada vez más por las interconexiones (intertextualidad) que por la capacidad de almacenamiento, que puede ser producto del hecho mismo de que esa cualidad de “guardar” información ha sido superada, dándole una mayor importancia a su conexión-.

Brea hace referencia a esta relación asociando los conceptos cultura floopy vs. cultura google, en donde la analogía es bastante clara, hemos pasado de ser una cultura preocupada por la cantidad de información, a una más enfocada hacia la conexión instantánea y precisa de todo este cúmulo informativo. Nos hemos transformado en una cultura RAM (haciendo alusión a la memoria RAM de las computadoras), de redes, de conexiones, que se dispersa hacia todos lados, hacia todas las direcciones posibles.

Omar Calabrese es otro autor que puede ayudarnos en la comprensión de la intertextualidad, gracias a su libro La era Neobarroca ; en esta obra observamos un par de conceptos que nos acercan a entender el punto central de este documento.

Calabrese habla de distorsión y perversión: para él la distorsión se refiere al espacio de representación de la cultura actual, que se utiliza de manera elástica (como el “texto” de Barthes), y perversión, porque el orden de las cosas es caótico pero sistemático, los elementos no se ordenan aleatoriamente, sino que este orden es perverso (aquí se puede sugerir una teoría del caos), las lógicas precedentes a la actual no lo reconocen –al “orden caótico-, pues los cánones plásticos o de imagen han cambiado de manera drástica, como en el arte ha cambiado el concepto de belleza. Omar C. une estas dos ideas y forma algo que llama “la cita neobarroca”.

La cita neobarroca consiste básicamente en traer una cita (como modo tradicional de construir un texto) del pasado –incluyendo experiencias previas recientes y convenciones sociales- y darle un nuevo valor a dicho texto, exaltando las ideas de éste o dándole nuevos significados a través de la cita.

El autor utiliza como uno de los ejemplos En busca del arca perdida de Steven Spielberg, quien acepta que ha rellenado ese film con casi 350 remisiones a otras obras, sean cinematográficas o no . Sin embargo la cita neobarroca va más allá, pues además de hacer la referencia a otro texto, juega con los principios de verdadero y falso. Calabrese utiliza la película E.T. para ejemplificar la parte “perversa” de la cita neobarroca. Habla de la escena en la que los niños salen con E.T. a pedir dulces en halloween; un niño disfrazado de Yoda (personaje de Star Wars -en ese momento, Spielberg está realizando ya una cita-) es observado por E.T., momentos después éste último se acerca y lo abraza, reconociéndolo como su igual. Otra escena similar se da cuando esconden al extraterrestre dentro del armario y la madre de los niños lo abre, pero al ver al alienígena junto a todos los peluches, lo reconoce como otro de éstos y lo ignora . Al hacer esto, el artista realiza una operación que el autor llama “de desplazamiento”, pues hace algo más: “renueva” el pasado, no lo reproduce, sino que tomando contenidos y formas esparcidas, lo vuelve cada vez más ambiguo poniendo en relación los aspectos y los significados con la diferencia entre la época moderna y la posmoderna, pues actualmente vivimos en una era de simulacros.

Baudrillard habla de la cultura del simulacro, de la simulación no como una abstracción de lo real sino como algo que tiende a superarla cuando pasa a lo hiperreal, a esta resurrección de las cosas para intentar recuperarlas, como se da en los ambientes artificiales que “simulan” ecosistemas que por el momento tienen a su referente real y se han construido para darle la oportunidad a las personas que no pueden viajar, de conocer al menos algo parecido, algo simulado; sin embargo, qué pasará cuando los verdaderos ambientes naturales tiendan a desaparecer… ¿Su “simulacro” será “real”? ¿Lo que antes era la simulación ahora será lo verdadero? ¿Eso tendrá importancia para las personas de ese momento? Tal vez el original pierda su “aura” de verdadero, como cuando las obras de arte se reproducen a grado tal que la original pierde su “aire místico” .

Brea habla de esto cuando maneja su concepto de “la hipótesis matrix”, en donde explica el por qué Neo es capaz de realizar toda esa serie de movimientos que son inhumanos dentro del sistema llamado matrix; Brea plantea el hecho de que el protagonista del filme entiende la realidad como el cúmulo de convenciones sociales, pues de “realidad” podemos separar REAL, lo que asociamos con la realeza, lo que decían los reyes en la edad media era eso y nada más, era real, pues alguien con un poder lo suficientemente fuerte respaldaba la idea que se consideraba verdadera, legítima, REAL. Neo comprende el funcionamiento de este sistema y por eso es capaz de desafiarlo… ¿Qué tan “real” es nuestra “realidad?.

Algo similar está sucediendo con los museos, se han convertido más en un lugar de espectáculo y de “pantallas”, perdiendo su ambiente intelectual y culto; incluso en el Louvre vemos una Monalisa que no es la verdadera, entonces… ¿Estamos frente a un simulacro? Y su fuera así, ¿No es lo mismo hacer un recorrido virtual por el Louvre a través de la web? Al menos así no seríamos empujados por los centenares de turistas que a diario la visitan; el museo es cada vez más el virtual análogo de la virtualidad digital. El conflicto al que nos enfrentamos con la “realidad” de la Monalisa es que EL LOUVRE es quien nos la presenta, bajo su esquema de realidad, en el cual nos vemos inmersos y lo creemos por el hecho de que esa obra es tangible.

Esto podría considerarse exótico, dentro de la definición que plantea Tzvetan Todorov, cuando habla de ello como “la estética de lo diverso”; es aquello que es ajeno a nuestro contexto y lo vemos como algo que puede estar fuera de nuestra comprensión o incluso de la percepción misma de la realidad que se ha convenido dentro de un grupo social en específico.

Esta cualidad exótica que le damos a los objetos, fenómenos naturales o sociales, va perdiendo su fuerza a medida que nos acostumbramos o familiarizamos con ellos, haciéndolos partícipes de nuestra realidad aceptada, es por esto que los cambios sociales que se dan de manera radical al principio nos son exóticos, sin embargo a medida que transcurre el tiempo y vamos asimilándolos, llega el punto en que pueden pasar totalmente desapercibidos.

Todorov pone de ejemplo a los niños pequeños, pues para ellos todo es exótico, es nuevo y quieren conocerlo; después hace la comparación con una persona adulta, para quien no resulta nuevo casi nada de lo que al niño le llama la atención, pues se vuelve natural conforme pasa el tiempo. Se habla de un concepto que es importante destacar: “el exota”, como aquella persona que es capaz de apreciar y disfrutar los matices de diferenciación entre las cosas, más que distinguir los contrastes, pues lo convierte en alguien más perceptivo, más abierto a nuevas posibilidades –alguien intertextual-.

Podemos abordar otro concepto que tiene relación con lo exótico de Todorov: lo “siniestro” según Freud, que no es más que aquello que afecta las cosas que conocemos o que por lo menos nos son familiares de tiempo atrás (incluyendo las convenciones sociales). Este carácter siniestro se ve de manera muy clara en los autómatas y los androides, pues nos son al mismo tiempo familiares y ajenos, aparentan ser algo que no son, como las simulaciones de los ecosistemas y las virtualidades del museo, sin embargo, lo siniestro se asocia más con algo que causa espanto, el ejemplo de los autómatas lo explica mejor: la duda de que algo aparentemente animado sea un ser vivo o que no lo sea causa un conflicto en nuestra percepción y lleva al espanto, pues evoca este “regreso” de lo que nos es semejante pero ajeno a la vez, esto podría relacionarse con la intertextualidad en el momento en que comenzamos a generar una cadena de significaciones y llegamos a un punto que es ajeno al tema del que partimos pero que sin embargo tiene alguna relación, por más profunda o incluso subjetiva que ésta sea.

Es posible observar intertextualidad en situaciones que nos resultan más familiares: una plática entre amigos comienza con un “hola, ¿Cómo estás?” y puede terminar en la búsqueda del origen del universo, y en cinco minutos, hablar de los pendientes que tienen para el día siguiente.

Estas condiciones se dan cada vez más en el terreno de la tecnología, queremos que nuestras máquinas “piensen” como nosotros, buscamos hacerlas más humanas –a grado tal que a veces resultan “siniestras”-, aumentar el nivel de interacción y de una interfaz –e interfase- que sea cada vez más amigable e intuitiva, máquinas que sean capaces de interconectar información más que de almacenarla, que relacionen ideas y conceptos del mismo modo que nosotros, buscamos un símil mecánico-electrónico, pero debemos considerar qué tan bien le haría a la sociedad, pues pueden llevarnos a una vida más fácil (hablando en el aspecto del trabajo) o a una sociedad cada vez más deshumanizada y aislada –aún estando rodeado de personas, como pasa en los cafés Internet-.

Cito a Alejandro Jodorowsky:

… “Cuando Goethe publicó “Los sufrimientos del joven Whether” se suicidaron 2000 jóvenes, cuando los discípulos de Cristo publicaron los evangelios nunca pensaron que los evangelios iban a provocar más muertes que muchas bombas atómicas , más que Hitler, Cristo a provocado muertes, los secuaces de Cristo , las víctimas de la iglesia, los Santos que han dado su vida … Buda a creado millones y millones de muertes, gente que se queman vivos, Mahoma a provocado muerte … o sea que todo es peligroso y todo es maravilloso; ¿el dinero es bueno o es malo? según como lo emplees, las cosas son según como lo emplees… entonces el INTERNET es una apertura maravillosa, sea hacia la comunicación y la libertad de nombre, sea hacia la corrupción total del ser humano”…

Personalmente, encuentro la intertextualidad como algo que utilizo sobre todo en la escuela, relacionando temas de diversas materias que llevo tanto en la especialidad de multimedia como en la de publicidad; a la vez rescato conocimientos de la licenciatura, preparatoria, secundaria, primaria, preescolar y de la vida diaria, pues así es más fácil comprender el cúmulo de información que nos llega a diario, en una sociedad en la que la información es igual, e incluso más importante que lo tangible, una sociedad que busca conocimiento por encima de todo, en la que el esfuerzo físico es menos remunerado que el esfuerzo mental.

Finalizo diciendo que este documento se presenta de una manera intertextual en sí mismo, conecta autores y temas que tal vez no tienen relaciones tan visibles a primera instancia (lo cual podría asociarse con una palabra utilizada al principio del trabajo; “apofenía”). La intertextualidad es una actividad que realizamos a diario, aunque no nos percatemos de ella, sin embargo, al hacerla conciente, tiene la posibilidad de convertirse en una herramienta poderosa al momento de generar ideas creativas, entender a los demás e incluso a nosotros mismos, pues la naturaleza humana se basa en ese fenómeno.

PD. perdón pero las citas ya no se cargaron en orden, entonces sólo pondré la bibliografía:
http://es.wikipedia.org/wiki/Intertextualidad; consultada el 20 de noviembre de 2007.
Fragmento de una conferencia de Alejandro Piscitelli, tomada del podcast Eón 4.5, en el programa Hablemos de Internet, el día 29 de Julio de 2007.
Roland Barthes, El susurro del lenguaje, Paidós Comunicación.
Néstor A. Braunstein, Psiquiatría, teoría del sujeto, psicoanálisis (hacia Lacan), Siglo XXI.
Jorge Luis Borges, El jardín de los senderos que se bifurcan.
Esta sensación se da de una forma parecida en los videojuegos, con la sensación de inmersión, participación y decisión. El videojugador tiene el “poder” de manipular al personaje, sintiendo ese placer que se deriva del poder que le da el control de un mundo alterno al suyo, incluso jugando a “ser Dios”.
Michel Foucault, Vigilar y castigar, Siglo XXI.
Es un tipo de licencia en la que el autor da el derecho de la modificación de su obra, ya sea total o parcialmente, que depende de cuatro tipos de licencia que se pueden seleccionar; revisado en http://es.creativecommons.org/ el día 28 de noviembre de 2007.
Néstor Sexe, Diseño.com, Paidós.
Nicholas Negroponte, Ser digital, Grupo océano.
José Luis Brea, cultura_RAM, Gedisa.
Idem.
Omar Calabrese, La era neobarroca, Cátedra.
Jean Baudrillad, Cultura y simulacro, Kairós
Walter Benjamin, La obra de arte en la época de su reproductibilidad técnica
Entrevista a Alejandro Jodorowsky, fragmento tomado de El podcast de Olallo Rubio en http://www.rockandroll.com.mx/podcasts/olallofeed.xml

19. septiembre 2009 by einzunza
Categories: ChaquetasMentales | Leave a comment

Sergio Toporek y el buen mood

Estoy posteando esto desde un estarbocs en el sur de la ciudad de México con un rush de buen mood que no tengo certeza de por qué llegó tan repentinamente. Ayer estaba buscando el logo de Creative Commons en vectores para un proyectín de video; entré a http://creativecommons.org.mx/ para checar las especificaciones de las licencias y me topé con un video muy bueno de Sergio Toporek… nada más pude ver 5 min. del video porque me tuve que ir a pozolear con la banda; me dormí a eso de las 3AM, regresé a mi casa a las 9AM; dormí un ratito y al despertar recordé que había dejado el video a medias, lo vi de nuevo desde el principio y creo que ahí fue cuando comenzó el rush.

No voy a ahondar en quién es Sergio Toporek, si les interesa saber un poco más de él visiten su sitio. De hecho no comentaré nada del video en sí, sino lo que me provocó:

Además de recordar mi época de estudiambre en la EDINBA por los autores (Borges, Eco y Baudrillard) y mucha de la información que aparece en el video, como los fractales, el número áureo, la secuencia de Fibonacci, me hizo retomar este “complementar la teoría”, algo racional y comprobable (dentro de sus cánones) con lo “irracional” o todo aquello que se basa en lo metafísico, no terrenal y arriesgarte un poco más a basarte en el feeling.

No tengo mucho más que decir acerca de esto. Les dejo el video, recomendado ampliamente:

Digital Art: a poetic vision | Toporek from Sergio Toporek on Vimeo.

PD Perdonen tanto término en inglés o si espanglisheo muy seguido, esto de estar pegado al internet te deja la chabeta llena de términos mamones.

13. septiembre 2009 by einzunza
Categories: Web | 1 comment

Del cómo rompí las ilusiones de unos estudiantes

Hace dos semanas una escuela privada solicitó una visita de los alumnos de la licenciatura en relaciones comerciales a la agencia donde trabajo (hacemos sitios web, interactivos y eventos), creo que fue un favor personal por parte del director financiero de la agencia.

El chiste es que le “echaron la bolita” a uno de los líderes de proyectos (un elemento del departamento/área de cuentas)… En fin, preparó una presentación para los estudiantes en donde les explicaba qué hacemos en la agencia, quiénes son nuestros clientes, el cómo se lleva un proyecto desde obtener una cuenta (cliente nuevo) hasta cobrar una vez terminado el trabajo; les presentó algunos casos reales, la diferencia de tiempos entre un proyecto y otro de acuerdo a las características y necesidades de cada uno en específico.

Los estudiantes se veían muy animados, hicieron las preguntas que les surgieron y demás. Después les dieron su tour a los chavos por los diferentes departamentos/áreas de la agencia. No estuve presente en sus visitas a las otras áreas, pero al llegar al área de diseño (o arte, como le llaman ahí) les explicamos un poco qué hacemos, la comunicación (y/o deficiencia de ésta muchas veces) entre cuentas/arte en lo que a briefs y requerimientos de los proyectos se refiere. Hablamos del perfil que debe tener un candidato para ser diseñador en la agencia, cómo interactúa con las otras áreas, el software que utilizamos y planteamos algunos casos reales (también les prestamos nuestras wacom’s para que jugaran un rato en Photoshop :D ).

El título de este post comenzó a tomar forma cuando una de las alumnas manifestó su interés por la parte de diseño más que por la de relaciones comerciales (ya están en último semestre y al parecer apenas se dió cuenta de que se equivocó de carrera… cada quien sus gustos/preferencias, no ahondaré sobre eso acá). Total, la chava estaba viendo la impresión de un logo que teníamos para un cliente, el cual desarrollamos ahí, y se le ocurrió preguntar:

Oye ¿Y qué significa ese logo?

Debí tener una cámara a la mano para tomarle una foto tanto a su cara como a la de sus demás compañeras cuando le respondí:

No significa nada

Sus caras de WTF fueron priceless y dignas de un hashtag en twitter: #pusecaradeWTFcuando…

Curiosamente la inquietud de sus compañeras aumentó muy cabrón, supongo que no era la respuesta que esperaban, tal vez pensaron una respuesta como:

Ah pues miren, esta identidad gráfica está basada en la teoría de la percepción de su puta madre un tipo muy cabrón en teoría y bla bla bla

Jajajaja, ahí fue cuando vi que sus ilusiones/esperanzas en lo aprendido en la escuela se escurrían como nieve de limón al sol. Aunque no fue la respuesta esperada su curiosidad se disparó y empezaron a cuestionar el cómo nos habíamos atrevido a desarrollar una identidad gráfica que “no significa nada”.

El show comenzó, les conté la anéctoda: Antes éramos tres diseñadores, dicho cliente llegó y nos dijo que bocetáramos algo para un su nuevo logo, algo acá bien padre (inserte aquí cara de WTF)… Total, aproveché mis ratos de ocio cuando terminaba mis pendientes para jugar con algunas tipografías y trazar algunos monogramas en Illustrator. En una de esas se acercó el cliente con uno de los directores y dijo:

Ése, ése quiero, háganlo así

Traté de convencerlo de que solamente eran ideas esbozadas y nada concreto, que no trataba siquiera de sacar el logo, que no había un racional creativo detrás de esto… chingao, que nomás estaba de ocioso!! Pero bueno, se trabajó sobre eso, hice algunas variantes, la tipografía se estilizó para suavizarla un poco, la parte cromática también fue un capricho de “éste me gusta”; el cliente le metió mano poniéndole flechitas, quería sus iniciales en alguna parte… en fin, el “logo” era un puto frankenstein pidiendo a gritos su propia destrucción:

Afortunadamente con el paso del tiempo comenzaron a eliminarse esos “detallitos” que hacían que el logo se alejara de los caprichos de otras personas, tuve que sacarme un “racional creativo” de la manga y hacer el manual de aplicaciones básicas de la identidad gráfica de la empresa. Realmente el manual no quedó nada mal, tiene todo lo básico para su correcta aplicación en diversos soportes, sus códigos de color en CMYK, PANTONE y RGB para su reproducción cromática correcta, dimensiones mínimas, áreas de protección visual y demás detalles que un manual de aplicaciones básicas de identidad gráfica debe tener por fuerza para ser llamado así.

El cliente quedó realmente “feliz” con su impresionante y hermoso logo (el cual no postearé aquí ni en ningún lado por obvias razones). Las chavas de la licenciatura tenían expresiones entre -No manches, qué divertido- y -No mames ¿En serio?-.

Comencé a platicarles acerca de los logos de las grandes marcas, su enorme capacidad de síntesis; salió el tema del rediseño de Pepsi, que tiene un racional creativo gigantesco y que en lo personal me parece un montón de choro para lo que realmente se entregó al final; con esto no digo que hay que entregar cosas sacadas de los calzones, pero hay que ser objetivo con lo que la marca debe comunicar.

Al final la chava que comenzó la plática me comentó que no se imaginaba que “el mundo después de la escuela” fuera tan diferente; platicamos que actualmente las escuelas no preparan a los estudiantes para trabajar, sino solamente les dan conocimientos (rara vez actualizados), no los enfrentan a situaciones reales (a veces ni siquiera simuladas) y al salir se topan con la cruda realidad. Sí, la escuela te prepara con teoría y la verdad te ayuda mucho, pero la hora de los fragadazos es muy diferente. Así fue como por unos momentos rompí la ilusiones de unos estudiantes… cuando se despidieron alguien me hizo un comentario: No manches, deberías ser profesor. Un hashtag apareció en mi sesera: #pusecaradeWTFcuando…

13. septiembre 2009 by einzunza
Categories: Web | 4 comments

Ser bueno no lo es todo

Todo bien, sales de la escuela con excelentes calificaciones, eres una “reata” en el manejo de Photoshop, Illustrator, InDesign, Flash (Adobe no me paga por el comercial :P ) y demás software “de diseño”… el camino apenas comienza, pero supongamos que ya estás preparado con tu portafolio bajo el brazo (o en un cd o en tu propio website), vas feliz a tu primera entrevista de trabajo, y como eres TAN bueno te dan el puesto al siguiente día.

Extrañamente después de algunos meses el jefe llega y te dice: compadre, sabemos que eres muy bueno, pero toma tu liquidación y que te vaya bien… WTF???!!

Hace poco me tocó ver un caso de éstos… ¿Qué sucedió? Simple, la persona en efecto era muy buena haciendo su trabajo, pero su despotismo, falta de respeto hacia el trabajo de los demás, creerse un dios le costaron la chamba.

Aprendamos a respetar el trabajo de los demás, no nos creamos dioses, ni la última coca-cola del desierto, ni el cochi con levi’s ni víbora con espuelas. Hay que aprender de las personas que nos rodean TODOS los días, seamos más humildes, reconozcamos el esfuerzo de otros y sí, también hay que hacerles saber cuando no están haciendo su trabajo pero sin ofender a nadie… Ser bueno no lo es todo.

11. septiembre 2009 by einzunza
Categories: ChaquetasMentales | Leave a comment

← Older posts